Thursday 19th September 2019
x-pressed | an open journal
April 1, 2013
April 1, 2013

Desde la torsión de palabras hasta la perversión del Poder

Author: Thomas Tsalapatis Translator: Nikos Theofrastou
Source: EfSyn  Category: On the crisis
This article is also available in: elenfrit
Desde la torsión de palabras hasta la perversión del Poder

LA GUERRA ES PAZ
LA LIBERTAD ES ESCLAVITUD
LA IGNORANCIA ES PODER
Las tres consignas del Partido, escritas en letras elegantes en la pirámide del Ministerio de la Verdad, George Orwell, "1984"

El marzo de 2013 será apuntado en el diario de la crisis como el mes en que Chipre fue condenado, resistió y volvió a ser condenado. Al mismo tiempo, una serie de acontecimientos va revelando la verdad concurrente de la actualidad. Entre ellos se pueden encontrar la operación “Tetis” y el proyecto “Atena”.

El 6 y 7 de marzo, 132 drogadictos fueron detenidos por la policía griega y transportados a un Centro de Detención de Inmigrantes. Según la jefatura de policía, ” estas operaciones continuarán con el fin de confrontar el problema de las drogas y mejorar el centro de la capital” (por supuesto, la Dirección de la Policía olvidó añadir que, mientras tanto, el Sistema de Salud Pública está debilitado y poco financiado, la OKANA[1] está suspendiendo su operación gradualmente por culpa de la escasa financiación, y los traficantes de drogas actúan sin problema alguno por las calles del centro). La detención sin justificación, el registro y el examen médico obligatorio de los drogadictos del centro de Atenas se realizaron con la ayuda del Centro Nacional de Operaciones Sanitarias y fueron condenados por muchas organizaciones griegas e internacionales. La operación fue nombrada “Tetis”.

Al mismo tiempo, la educación superior va disminuyendo. El número de estudiantes se está reduciendo por un 25%, diversas especialidades se están eliminando y, bajo la lógica que equipara la educación con su uso estrictamente práctico y comercial, los estudios humanísticos van degradándose y marginándose. Este proyecto fue nombrado ” Atena”.

Tetis era hija de Nereo y madre de Aquiles. En la Ilíada, aparece como la madre nodriza y como un símbolo de protección (por el cuidado característico a su hijo). Hoy en día, por una paradójica traducción del pasado griego, una nereida protectora es adecuada para encarnar la persecución, el desplazamiento y la exclusión de personas destrozadas, débiles y rotas. A su lado, en esta paradójica inversión, la Diosa de la Sabiduría se encarga del desmontaje de la educación pública. El tríptico se complementa con el Zeus Xenio[2], que está “protegiendo” a los extranjeros desterrándolos, apilándolos en campos y a veces torturándolos en centros de detención.

Para el gobierno, este nombramiento es una versión moderna de las “fiestas de virtud militar”[3], un desfile de palabras y conceptos distorsionados. El gobierno presenta sus acciónes como heroicas, simplemente usando nombres de héroes (y a veces de lugares) antiguos. Al cañón que dispersa agua a los manifestantes lo llamaron “Áyax”[4]; “Ioni”[5] es el plan para los refugiados de la guerra siria, y “Ariadna”[6] el programa contra el fraude en los fondos de seguros. Estas operaciones tratan de ganar prestigio a través de nombres grandiosos. Desde la actualidad, vuelven al original mito de la formación de la nación. El regreso a la antigüedad torpemente reclama una legitimidad absoluta, ya que el pasado épico crece exclusivamente en las profundidades de lo imaginario, donde no caben argumentos en contra. No discute, sino que declara, de manera absoluta a través de la gloria y el temor causado por la distancia. Esta asimetría cómica y la desigualdad de tamaños tuercen las palabras junto con el pasado.

Los nombres dados por el griego Ministerio de la Verdad no es que fallen describir, sino que declaran exactamente lo contrario. No estamos ante un abuso pero una invertida literalidad, una misión en la dirección exactamente opuesta y, al mismo tiempo, ante la confianza ostentosa de un poder ejercido de la manera más absoluta. Las palabras no describen los objetivos, sino más bien la indiferencia absoluta hacia la ética de los verdaderos objetivos detrás de los nombres. Este diccionario cruel bautiza a objetos y eventos no para describirlos pero para ejercer poder sobre ellos. Cuando los opuestos son idénticos, el desacuerdo y el diálogo se cancelan y el resultado es conocido a priori. En este diccionario, la protección y el castigo son idénticos. De la torsión de palabras estamos pasando a la perversión del Poder.

En Grecia de la crisis, el lenguaje entero parece haber sido puesto entre comillas. Una banda criminal se llama partido político, apuñalar a los migrantes se llama activismo de derechas, personas se bautizan ilegales. La tortura en la jefatura y las comisarías de la policía se llama reformación. El Ministerio de Protección Ciudadana secuestra a ciudadanos en Skouries[7]. Las mujeres VIH-positivas se llaman peligro de salud; en lugar de ser atendidas y trasladadas a los hospitales, están puestas en la picota con el pleno apoyo de los medios de comunicación, se arrojan a celdas con wáters inundados, ratones, gatos e inexistentes condiciones de higiene (por cierto, ¿habrán palabras suficientes para ofrecer una restauración mínima a estas mujeres ahora que han sido absueltas por unanimidad tras meses de detención? ¡Pero se me olvidó! en casos como este, los medios de comunicación y los gobiernos de austeridad utilizan las palabras únicamente como herramientas de humillación). En Grecia de los memorandos, la víctima se describe como el responsable principal de su estado, como culpable y victimario. La sentencia se bautiza bendición.

Resulta que, hoy en día, la búsqueda del sentido literal de las palabras constituye un acto de dignidad. En Grecia de la crisis, hablar literalmente significa resistir.


[1] Organización contra las drogas

[2] Patrón de la hospitalidad y los invitados

[3] Fiestas organizadas durante la junta militar que consistían en desfiles con trirremes antiguos o símbolos de la dictadura y la iglesia

[4] Legendario héroe de la mitología griega

[5] Nombre griego antiguo de Gaza

[6] Según la mitología griega, hija del rey Minos de Creta que ayudó a Teseo a salir del Laberinto, dándole una espada mágica y un ovillo del hilo que estaba hilando

[7] Pueblo en el norte de Grecia con minas de oro cuyas operaciones han causado conflictos entre ciudadanos y el gobierno

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response