Thursday 19th September 2019
x-pressed | an open journal
April 1, 2013
April 1, 2013

El partido neo-nazi de Grecia “Amanecer Dorado” se internacionaliza con ambiciones políticas

Author: Helena Smith Translator: Marta Canales Rodrigez
Source: The Guardian  Category: Antifascism
This article is also available in: elen
El partido neo-nazi de Grecia “Amanecer Dorado” se internacionaliza con ambiciones políticas

Ilias Kasidiaris (centro,) Miembro Parlamentario de Amanecer Dorado, saliendo del tribunal de Atenas donde negó haber asistido en 2007 a un as alto y robo. Ha afirmado que el partido se extenderá “allá donde haya griegos”. Fotografía: Thanassis Stavrakis/AP

Envalentonado por su meteórico ascenso en Grecia, el partido de extrema derecha “Amanecer Dorado” está extendiendo sus tentáculos al exterior, en medio del temor de que está actuando de acuerdo a su compromiso de “crear células en cada rincón del mundo”. El grupo extremista, el cual forjó relaciones con el grupo neo-nazi británico al fundarse en los años 80, ha empezado a abrir oficinas en Alemania, Australia, Canadá y los EEUU.

La presión internacional sigue las sucesivas encuestas que muestran a Amanecer Dorado afianzándose como tercera fuerza política y la que más rápidamente está creciendo.

Tras catapultarse al parlamento con 18 representantes parlamentarios el año pasado, los ultra-nacionalistas capturaron un 11,5% de apoyo en una encuesta realizada recientemente por la empresa de sondeos Public Issue.

El grupo-cuyo logo se asemeja a la swastika y cuyos miembros son propensos a utilizar el saludo nazi ha avanzado viento en popa proclamándose a sí mismo como la única fuerza capaz de encargarse del “sistema podrido”. Entre rumores de apoyo de los armadores ricos, ha conseguido abrir oficinas del partido por toda Grecia.

Se está concentrando también en extenderse internacionalmente. Noticias del mes pasado afirman que se ha abierto una oficina en Alemania y planean establecer más oficinas en Australia. El portavoz del partido, Ilias Kasidiaris, ha dicho que se ha decidido establecer células “allá donde haya griegos”.

“La gente tiene que entender que Amanecer Dorado dice la verdad”, declara a un periódico griego en Melbourne. “Entre nuestros objetivos inmediatos está la creación de una sede y una organización local en Melbourne. De hecho, muy pronto está planeada una visita de los miembros del parlamento a Australia”.

Anti-racism activists, Athens 4/3/13
Activistas anti-racistas en el exterior de las cortes de apelación, este mes, con motivo del caso que involucra al miembro del parlamento de Amanecer Dorado  Ilias Kasidiaris. Fotografía: Louisa Gouliamaki/AFP/Getty

Pero la campaña se ha encontrado con el desapruebo y desprecio de muchos miembros prominentes de la diáspora griega que representan comunidades tanto en el hemisferio norte como en el sur.

“Nosotros no vemos nada de dorado en amanecer dorado” señala el padre Alex Karloutsos, una de las figuras líderes de la comunidad griega en América, en Southampton, Nueva York. “Nacionalismo, fascismo o xenofobia no son parte de nuestro legado espiritual o cultural”.

Pero amanecer Dorado espera aprovecharse del profundo pozo de decepción e ira en el cual están sumidos los griegos residentes en el extranjero, durante los tres años transcurridos desde que la nación endeudada se sumió en una crisis.

“Amanecer Dorado” no es como los otros partidos de Grecia. Desde su comienzo, en los años 80, siempre ha tenido un ojo puesto en el extranjero”, afirma Dimitris Psarras, cuyo libro, “La Biblia negra de Amanecer Dorado”, relata la historia de la organización desde su creación por Nikos Michaloliakos, un partidario abierto de los coroneles que supervisaron siete años de brutal dictadura anti-izquierdista hasta la caída del régimen militar en 1974.

“Grupos afines de Europa y Rusia han apoyado al partido ideológicamente y a veces financieramente ayudando a imprimir libros y revistas. Después de años importando el nazismo, ahora quiere exportarlo” añade Psarras.

Infiltrándose en comunidades griegas en el extranjero, los extremistas de derechas no tratan sólo de reforzar su credibilidad, sino también de encontrar financiación adicional e incluso captar votos.

“Amanecer Dorado no sólo quiere convertirse en el centro de una alianza paneuropea de neonazis, aunque en público se niegue con vehemencia, sino que quiere expandir su influencia a nivel mundial”, reclama Psarras, el cual también afirma que miembros del partido se reúnen regularmente con neonazis de Alemania, Italia y Rumanía.

Con una fuerte comunidad de 300.000 griegos, Melbourne es una de las metrópolis con más población de griegos, diáspora oficialmente estimada en unas 7 millones de personas.

Como parte de su presión internacional, Amanecer Dorado se ha centrado también en los Estados Unidos, un imán para los inmigrantes griegos durante generaciones y en Canadá, que atrajo a decenas de miles de griegos después de la devastadora guerra civil de 1946-49.

“Se trata de una campaña muy bien estudiada”, dice Anastasios Tamis, eminente historiador australiano de la etnia griega. “Aquí hay gran cantidad de gente muy conservadora- antiguos monárquicos, antiguos leales a la junta, ese tipo de cosas- que están muy decepcionados con lo que está pasando en Grecia y están tratando de encontrar un medio por el que expresarse. Son nacionalistas que se sienten traicionados por Grecia por temas como macedonia, Chipre y la minoría griega en Voreio Epirus (sur de Albania), y que no se dan cuenta de la parte fascista de Amanecer Dorado que está intentando aprovecharse de ellos”.

Las generaciones más jóvenes – hijos de agricultores e no especializados inmigrantes-también están siendo fichados, afirma Tamis. “Son la generación que nació y creció aquí y no sabe casi nada sobre Grecia, su historia y sus antecedentes económicos y sociales. Son presa fácil y Amanecer Dorado se aprovechará de su ignorancia”.
Tamis, que admite que algunos de sus estudiantes apoyan la organización, no piensa que el grupo vaya a ganar tracción incluso si el partido australiano de extrema derecha se haya apresurado a apoyarle. Pero la perspectiva de Amanecer Dorado descendiendo en el país ha sembrado el temor entre la comunidad griega.

“Esta es una comunidad multicultural. No son bienvenidos aquí”, señaló un prominente miembro del grupo, que solicitó el anonimato, cuando se volvió a hablar con el grupo.
La izquierda griego-australiana ha comenzado a recoger firmas de protesta con el objetivo de presionar al ministro de inmigración australiano, Brendan O’Connor, para que prohíba la entrada en el país de los miembros del parlamento de Amanecer Dorado. En un comunicado instando al gobierno de negarles el visado, reclaman que los extremistas tienen que ser frenados “de extender su influencia en la comunidad griega y poner en peligro la sociedad multicultural por la cual los griegos australianos y otros inmigrantes han luchado”.

Los neonazis han sido recibidos de forma parecida en Canadá, donde el partido abrió una sede el pasado mes de octubre. A pesar de tener al frente al padre del atleta campeón Nicolas Macrozonaris, el grupo fue denunciado rápidamente por los griegos canadienses como “a black mark” (punto negro).

La cultura de la intolerancia que ha permitido florecer la violencia por motivos raciales en Grecia -con los miembros de amanecer Dorado, ataviados de negro, culpados por un gran aumento de ataques a inmigrantes- afirman los griegos canadienses, no tiene lugar en un país que se enorgullece de poseer valores libertarios.

“Su filosofía y la ideología no le gusta a los griegos que viven aquí”, insistió el Padre Lambros Kamperidis, sacerdote ortodoxo griego en Montreal. “Todos nos asustamos cuando vimos que estaban dando una conferencia de prensa. Pero fue un acontecimiento deplorable y tan pronto como nos enteramos de sus puntos de vista deplorables fueron condenados por los líderes de la comunidad y por la iglesia.”

“Todos nosotros somos inmigrantes en Canadá”, añadió Kamperidis, refiriéndose a la táctica de Amanecer Dorado de aprovechar el resentimiento de los inmigrantes. Las condiciones que se aplican en Grecia no se aplican aquí, así que no hay justificación para que prospere el partido. Lo realmente malo es que abriendo una oficina aquí da la impresión, a las personas que no conocen la situación, que es apoyado por una gran cantidad de griegos, lo cual no es el caso. Esto ha hecho daño a Grecia, la causa griega y la reputación de los griegos más que cualquier otra cosa”.

A pesar de la resistencia, los extremistas de derechas han hecho esfuerzos para desplazarse, con simpatizantes de Amanecer Dorado diciendo que Toronto es el siguiente lugar.

Pero el mayor empuje a día de hoy con diferencia ha sido en los Estados Unidos. Con cerca de 3 millones de ciudadanos con raíces griegas, América acoge a la mayor comunidad de la diáspora griega. Al principio actuaron encubiertos, organizando venta de ropa y otros eventos caritativos sin mostrar su verdadera afiliación. Entonces, pegatinas y posters empezaron a aparecer alrededor del suburbio de neoyorkino de Astoria, antes de que la organización abriera una sede allí.

Pero mientras los griegos americanos son de los que tienen lazos más fuertes de cualquier comunidad a su tierra natal, altos cargos han denunciado con vehemencia la organización no sólo por ser incongruente con la lucha de Grecia contra el fascismo, durante una de las ocupaciones nazis más brutales de Europa, pero completamente ajeno a su propia experiencia como inmigrantes.

Estas personas y sus principios nunca serán aceptados en nuestra comunidad. Sus creencias son ajenas a nuestras creencias y forma de vida”, señaló Nikos Mouyiaris, co-fundador del Consejo de Liderazgo helénico-americano con sede en Chicago (HALC), cuya misión es la de promover los derechos humanos y los valores democráticos.

Las víctimas griego-americanas de la persecución violenta de manos del Ku Klux Klan así como de una discriminación más amplia (en Florida en los años 20, carteles en la entrada de los restaurantes decían: “prohibida la entrada a perros y griegos”), cuentan con orgullo cómo casi solos dentro de una minoría étnica, participaron activamente en el movimiento por los derechos civiles con su líder espiritual Archbishop Iakovos atreviéndose a marchar junto a Martin Luther King. “Nuestra historia como diáspora en Estados Unidos ha estado marcada por nuestra lucha contra el racismo” afirma Mouyiaris.

Muchos inmigrantes griegos, como Zemenides Endy, dirigente de HALC, creen que Amanecer Dorado se ha engañado a si mismo creyendo que es una fuerza permanente por su creciente popularidad, a espaldas de la crisis económica. “La realidad es que se trata de un fugaz subproducto de las fallidas medidas de austeridad y de la perturbación social que estas medidas han causado”, afirma.

En Grecia, donde Amanecer Dorado ha empezado a reclutar en escuelas, hay temor de complacencia. Estableciendo paralelismos con la época de Weimar de 1930 y el ascenso de Partido Nacional Socialista Obrero Alemán de Hitler, el historiador Mark Mazower advirtió recientemente de la subestimación de la amenaza planteada por un partido cuyo uso de la violencia es tan inquietante. “Desafortunadamente, el Estado griego no parece darse cuenta de la urgencia de la situación”, dijo al público en Atenas.

Después de haber estado 30 años siguiendo a Amanecer Dorado, Psarras está de acuerdo. Hace sólo unas semanas, declaró, Michaoliakos mantuvo una conversación en el parlamento griego con dos alemanes neonazis que se hacían pasar por periodistas. Amanecer Dorado rechazó la reclamación como “antigua basura política”

“Es un fenómeno extremadamente peligroso y ¿va a ir a más?, creo que sí”, afirma Psarras, lamentando que con el nivel de vida cayendo en picado, la organización está abriendo oficinas en los barrios que tradicionalmente eran de clase media. Hay un simple hecho demasiado grande para ignorarlo: en 2009 el partido tenía sólo un 0,29% de los votos; hoy tiene ambiciones globales.

“Hace diez años, si hubieras dicho que Amanecer Dorado se convertiría en tercera fuerza política en Grecia me hubieras tomado por loco” afirma Psarras. “Ahora, mira dónde está.”

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response