Friday 06th December 2019
x-pressed | an open journal
June 17, 2013
June 17, 2013

El rescate financiero de Grecia: 77% fue al Sector Financiero

Author: ATTAC Translator: Anna Papoutsi
Source: ATTAC  Category: On the crisis
This article is also available in: endefrel
El rescate financiero de Grecia: 77% fue al Sector Financiero

La investigación de ATTAC demuestra: la política de gestión de la crisis de la UE salva a los bancos, no a la población en general.

Desde marzo de 2010, la UE y el FMI han aplicado 23 tramos que suman €206,9 mil millones del llamado “rescate griego”. Sin embargo, no han presentado casi ninguna documentación sobre el uso exacto de esas enormes cantidades de fondos públicos. Por lo tanto, ATTAC Austria ha hecho una investigación sobre el tema: Por lo menos 77% de los fondos del rescate puede, de forma directa o indirecta, atribuirse al sector financiero.

Los resultados en detalle:

€58.2 mil millones (28.13%) fueron utilizados para recapitalizar los bancos griegos – en vez de reestructurar el sector, que es demasiado grande y moribundo, de una manera sostenible y dejar que los propietarios de los bancos paguen sus pérdidas.

€101.331 mil millones (48.98%) fueron a los acreedores del Estado griego. €55.44 mil millones de estos fueron utilizados para pagar los bonos del Estado con vencimiento – en lugar de dejar que los acreedores asuman el riesgo para lo que habían recibido pagos de intereses anteriormente. Otros €34.6 mil millones sirvieron como incentivo para que los acreedores aceptaran el recorte de la deuda en marzo de 2012. €11.3 mil millones fueron utilizados en una recompra de deuda en diciembre de 2012, cuando el Estado griego volvió a comprar de sus acreedores bonos casi sin valor.

€43.7 mil millones (22.46%) fueron en el presupuesto nacional o no puede atribuirse definitivamente.

€0.9 mil millones (0.43%) fueron utilizados como contribución de Grecia al nuevo fondo de rescate, el ESM.

“El objetivo de las elites políticas no es el rescate de la población griega, pero el rescate del sector financiero”, concluye Lisa Mittendrein de ATTAC. “Ellos usaron cientos de miles millones de dinero público para rescatar a los bancos y otros actores financieros –y sobre todo a sus propietarios– de la crisis financiera que ellos han causado”.

Las elites políticas distorsionan la vista del público de los “paquetes de rescate”

Estos resultados refutan la posición públicamente adoptada por los políticos europeos que es la población griega que se beneficia de los llamados “paquetes de rescate”. Son más bien ellos que pagan por el rescate de los bancos y de los acreedores sufriendo una austeridad brutal y sus consecuencias sociales catastróficas.

Multimillonarios y fondos de inversión libre se benefician

Entre los rescatados se encuentra el clan multimillonario de Latsis, una de las familias más ricas de Grecia y propietaria de una gran parte de “Eurobank Ergasias” que fue rescatado por el estado. Los especuladores se beneficiaron también: durante la recompra de deuda en diciembre de 2012, el fondo de inversión libre Third Point se embolsó €500 millones con la ayuda de los fondos públicos europeos. “Cuando Barroso, el Presidente de la Comisión Europea, calificó el llamado rescate griego de acto de solidaridad, hay que preguntar: ¿solidaridad para quién?”, comenta Mittendrein.

Otro €34.6 millones en pagos de intereses

Un máximo de €43.6 mil millones (22.46%) de los llamados “paquetes de rescate” entraron en el presupuesto nacional griego. Sin embargo, esta cantidad tiene que ser vista junto con otros gastos del Estado durante el mismo período que no benefician a la población en general. €34.6 mil millones más fueron una vez más pagados a los acreedores como pago de intereses de la deuda pública en circulación (segundo trimestre de 2010 al cuarto trimestre de 2012 (4)). Por otra parte, el Estado griego puso otros €10.2 mil millones en gastos militares (2010 y 2011). Según los expertos, los gobiernos de Berlín y París presionaron a Grecia no recortar el gasto militar porque eso afectaría las empresas de armas alemanes y franceses.

No es el primer rescate de banco

“El llamado rescate griego resulta ser otro rescate para los bancos y las personas ricas”, dice Mittendrein. Los bancos europeos ya han recibido €670 mil millones de apoyo directo del Estado (las garantías no son incluidas) desde 2008. No obstante, el sector financiero en Grecia y en toda Europa sigue siendo inestable. Esto se demuestra una vez más por el reciente desembolso de dos tramos más dedicados a la recapitalización de bancos que cuenta €23.2 mil millones desde diciembre de 2012.

Las elites políticas no aplican las reglas necesarias…

El recorte de deuda del Estado griego afectó tanto a los bancos locales que el Estado fue obligado a endeudarse de nuevo para rescatarlos con un €1 mil millón. “En los cinco años que han pasado desde la crisis financiera, los políticos europeos no han alcanzado de regular los mercados financieros y adoptar un régimen de insolvencia para los bancos. Por lo tanto los contribuyentes aún se ven obligados a ayudar en caso de pérdidas, mientras que los propietarios de los bancos se las arreglan cada vez sin un rasguño. Los gobiernos tienen que dejar de dar este tipo de oportunidad de chantaje al sector financiero”, critica Mittendrein.

… y rescatan al corrupto sector bancario griego
Lo que es aún peor es que miles de millones del dinero del rescate van a los bancos griegos, aunque algunos de ellos sólo cumplen con las condiciones oficiales recurriendo a métodos dudosos. En 2012 un informe de Reuters reveló las prácticas escandalosas de los bancos que usaban empresas offshore para dar préstamos sin garantía los unos a los otros. Lo hicieron para parecer que todavía eran capaces de atraer capital privado y así cumplir con las condiciones para la recapitalización del Estado. “Mientras las elites políticas europeas y griegas demandaban la sangre y las lágrimas de los griegos ordinarios, hacían la vista gorda a los acuerdos secretos entre los oligarcas financieros, que son de hecho los principales beneficiarios de los rescates dados a Grecia “, confirma el economista Marica Frangakis, un miembro del Instituto Nicos Poulantzas con sede en Atenas, y miembro fundador de ATTAC Hellas.

Manejo poco transparente de los fondos públicos

“Nuestros resultados revelan que el principal objetivo de la política de gestión de crisis de nuestros gobiernos desde el año 2008 ha sido salvar las fortunas de los más ricos. Las élites políticas aceptan este desempleo, pobreza y miseria enormes para que se salve un sector financiero sin remedio. El gobierno austriaco ha participado en estas acciones inhumanas durante años”, añade Mittendrein. Además, es alarmante que los responsables de la Troika y del EFSF estén apenas documentando su manejo de los fondos públicos. “Es un escándalo que la Comisión Europea publique cientos de páginas de informe sin especificar adónde exactamente se ha ido el dinero”, explica Mittendrein. “Hacemos un llamamiento a los responsables de imponer una verdadera transparencia y demostrar quien está realmente beneficiando de los pagos”.

El cambio radical de la política está atrasado

Un cambio radical de rumbo está atrasado en las políticas europeas de gestión de crisis. “Nuestros gobiernos rescatan a los bancos europeos y los ricos con miles de millones de fondos públicos mientras hacen creer a sus votantes que el dinero se transfiere a la población griega. Esto tiene que parar”, demandan Mittendrein y Frangakis. Los bancos “demasiado grandes para fallar” tienen que ser divididos y volver a servir el bienestar público en lugar de las ganancias privadas. Los acreedores y los ricos tienen que pagar su parte de los costos de la crisis, mientras que el sector financiero debe ser regulado severamente. “Después de tres años de devastación causada por la austeridad impuesta, Grecia necesita medidas de rescate reales que llegan a la población en general”, concluye Lisa Mittendrein.

Más detalles extraños

Por otra parte, la investigación realizada por ATTAC sacó a la luz varios detalles extraños del llamado “rescate griego”:
En varias ocasiones, la UE y el FMI no cumplieron con sus anuncios y retuvieron por semanas o incluso meses tramos prometidos para presionar a la democracia griega: en el otoño de 2011 para evitar un referéndum sobre la política de austeridad, en mayo / junio de 2012 para aumentar las posibilidades de que los partidos que favorecían a la troika ganaran las elecciones nacionales. Al retener los fondos prometidos, la Troika obliga al gobierno griego emitir bonos a corto plazo para evitar la quiebra inminente. Ya que estos “bonos del Tesoro”, con vencimiento dentro de unas semanas o meses, tienen una tasa de interés más alta, este de hecho aumenta la deuda pública griega. Esto sirve como evidencia más de que la reducción de la deuda no es el interés principal de la Troika, sino más bien un pretexto para impulsar la destrucción del estado del bienestar y los derechos laborales.

Un tramo de €1 mil millón desembolsado en junio de 2012 fue utilizado principalmente para financiar la contribución obligatoria del EFSF por Grecia. Por lo tanto, el EFSF financió su propio sucesor – no directamente, sino mediante el aumento de la deuda pública griega.

Klaus Regling, el director general de EFSF y del ESM, ha intercambiado entre la política y el sector financiero en numerosas ocasiones durante su carrera. Antes de juntarse con el EFSF, trabajó por el gobierno alemán, el fondo de inversión libre Moore Capital Strategy Group, la Dirección General de la Comisión Europea de Asuntos Económicos y Financieros y el fondo de inversión libre Winton Futures Fund Ltd. Regling, por tanto, es un ejemplo simbólico de la interrelación entre los mercados financieros y la política lo que explica en parte por qué la política de gestión de crisis de la UE se dirige principalmente hacia el rescate del sector financiero.

Según sus cuentas anuales, los gastos de personal del EFSF ascendieron a los €3.1 millones en 2011. Según informes de la prensa, 12 personas trabajaban para el EFSF este año, y por tanto un promedio de €258,000 fueron gastados por persona. El director general, Klaus Regling, supuestamente gana €324,000 y una paga extra por año. Personas que ganan estas cantidades de dinero son los que supervisan la reducción del salario mínimo de Grecia a los €580 al mes (€ 510 para los jóvenes).

Sources: www.attac.at/uploads/media/backgroundmaterial_bailout_english.pdf

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response