Saturday 19th October 2019
x-pressed | an open journal
October 20, 2012
October 20, 2012

La gente se está quemando viva en las calles de Atenas

Authors: Alex Miller, Henry Langston Translator: Eleni Nicolaou
Source: Vice  Category: Protest
This article is also available in: elen
La gente se está quemando viva en las calles de Atenas

“¿Mañana? No hay mañana!” Sabía como se sentía este anarquista. Lo estaba gritando a través de un campo de batalla, la policía estaba en retirada, yo estaba en el medio y sabía porque se sentía tan miserable.

2 

Hoy, era una locura. Realmente locura. Ayer, escribí sobre la solidaridad de la gente, la forma en que los viejos y los jóvenes radicales se unieron con gente de todas las tendencias políticas. Pero, evidentemente yo soy un imbécil fantasioso. Vimos las complejidades de la explosión de Grecia, literalmente en nuestras caras.

3 

4

Obviamente, hoy el Parlamento griego votó a favor de los proyectos de ley de austeridad. ¿Qué otra cosa iban a hacer? Sin embargo, dios sabe donde lo hicieron porque yo estaba en frente su edificio y, por segundo día consecutivo, fue sangriento. La gente fue quemada viva.

5 

Todo empezó muy bien. Miles de personas se reunieron por segundo día en la plaza de Syntagma bajo el sol y cantaban suavemente por la muerte de un régimen. Nos revoloteábamos alrededor, secretamente decepcionados después de la pesadilla de ayer con rocas y gas, entrevistando a los jóvenes positivos galvanizados por la buena onda. Francamente, con nuestra sangre hirviendo, queríamos un lío para reportar.

6

 

7

8

9

Las explosiones empezaron alrededor de las 14.00 en medio de la multitud. El pánico se extendió rápidamente y en algunos momentos esa niebla familiar y tóxica flotaba por encima de nuestras cabezas. Los anarquistas estaban tirando explosivos; la policía los corrió y en un movimiento lateral dramático, los comunistas cargaron desde el frente del Parlamento para acorralar a los Anarquistas. Gas volando, le gente dispersándose y en cuestión de minutos la tienda de campaña de la Cruz Roja en el centro de la plaza estaba llena y en pánico.

10

12

Así, ayer les di crédito a los comunistas de haber intentado a proteger a los manifestantes, pero ahora me siento como un idiota. Me han criticado en Twitter por condenarlos, pero que se jodan quienes atacaron a la gente agitando banderas rojas. Veinte minutos después de las primeras peleas, Electra Kotsoni, Hugo Donkin y yo nos estábamos reagrupando en una esquina de la plaza; Electra –que es griega– escuchó la charla: ´los comunistas están saliendo`. Al girar la esquina, dios-sabe-cuántos hombres jóvenes con cascos atacaron. Llevaban largos y gruesos bastones de madera y banderas rojas; rugiendo. Rompieron a través de la multitud –anarquistas, demócratas, paseantes, periodista o lo que sea; nos estaban atacando.

13

Ayer parecía que había conciencia dentro de la multitud. Había seguridad para quien la quería. Hoy, quienquiera que fuesen los de las banderas rojas y los palos, la han destrozado. ´Ahora, es la guerra civil`, me dijo un tipo amable que pasaba por ahí. No era el único que estaba utilizando este término.

14

Dudo que fuera la guerra civil. Mientras estoy escribiendo, todo el mundo se ha ido a casa y a dormir y hacer la siesta no me parece como algo que uno pueda hacer en medio de una guerra civil. Pero cuando una banda de comunistas furiosos se unió con la policía para atacarnos, se sentía como tal. Centenas de personas estábamos aplastadas en una esquina. Mujeres gritando, hombres empujando etc. Entonces, un imbécil de la policía echó una granada de gas en el lío. Me rompí las gafas. A Electra y a mí nos empujaron hacia el fondo de un callejón sin salida, y parecía que iba a ser el final trágico de dos carreras estelares hasta que luchando nos abrimos camino hacia fuera y nos sentamos en una iglesia tomando coca-cola, sintiendo tranquilos.

15

El día pasó con una serie de peleas de gato y ratón. Los comunistas formaron una línea frente al Parlamento empujando a la gente por las calles. En algún momento, me pareció que casualmente se cambiaron posiciones con los policías antidisturbios. Un hombre gritó: “Es la traición final!”

16

17

Hace 24 horas pensé que Grecia parecía una masa organizada esperando y luchando por el colapso de un líder impopular. Eso me va a enseñar a historiar en el acto. Sin embargo, esto volverá a suceder, obviamente el dinero de UE no va a acabar con esto y ahora hay un muerto que vengar.

18

19

En 2008, un adolescente fue asesinado por la policía griega y causó una revuelta que duró más de una semana. Hoy un hombre de mediana edad murió. Rumores anarquistas dicen que el sindicalista Dimitris Kotsaris se cayó desde los toldos de cristal encima de la plaza de Syntagma y tuvo un infarto. El rumor en el interior de la plaza era que él estaba luchando con las autoridades. Sólo rumores, no hechos. Sin embargo, eso es lo que se escuchaba, fuera verdad o no. De cualquier manera, el rumor se está extendiendo y la cólera probablemente seguirá.

 20

21

22

23

24

25

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response