Saturday 16th November 2019
x-pressed | an open journal
February 16, 2013
February 16, 2013

Grecia: La tortura policial y la penuria de los intelectuales de derecha

Source: Enet  Categories: Antifascism, On the crisis
This article is also available in: enelfr
Grecia: La tortura policial y la penuria de los intelectuales de derecha

El 2 de marzo de 1757, Robert François Damiens el “matarreyes” (que trató de asesinar a Louis XV) fue llevado a la horca en la place de Grève, en París. Ahí, los verdugos –utilizando tenazas ardientes– le despellejaron el pecho, las manos y los pies, le quemaron la mano derecha –con la cual había sujetado el cuchillo del intento de asesinato– con ácido sulfúrico y vertieron aceitehirviendo, cera, resina y plomo líquido en sus heridas. Luego, le ataron lasmanos y pies con cuerdas y fue arrastradopor caballos hasta que le desencajaron el cuerpo.

Esta es la introducción que Michel Foucault hace en su libro “Vigilar y castigar: El nacimiento de la prisión”. Después del horror del castigo de un aspirante a asesino del rey, Foucault nos lleva unas décadas más tarde, cuando nació el concepto de la cárcel y cambió el castigo a los “criminales”. El castigo ilustrativo frente a las multitudes delirantes fue sustituido por el intento científico de corregir a los presos en la cárcel. El cuerpo dio su lugar al alma, la horca a una celda oscura y el espectáculo de masas al seguimientocientífico.

La tortura dejó de ser la opción primaria del estado para dar un ejemplo a sus enemigos, no sólo debido a la dominación de una percepción de la corrección más “humanitaria”, sino también porque –preste atención– los procedimientos de este ritual eran tan inestables que podrían fácilmente volverse en contra de aquellos en el poder. Pensemos en una situación hipotética: el pueblo de París está reunido en la Place de Grève pero el desmembramiento del aspirante a asesino del rey provoca simpatía y sus gritos a favor de lajusticia incitan a la multitud que luego ataca y decapita a los verdugos. Pero no es tan hipotética; algunas décadas más tarde, un verdugo decapitaría a Louis XVI frente a una multitud de rebeldes jaleando.

Mucho se ha escrito ya sobre lo que la Policía griega quiso lograr haciendo pública la tortura [1] (que hasta ahora se practicaba en secreto, dentro de lasceldas, sobre todo a inmigrantes y disidentes). De hecho, la Policía griega está retrocediendo en el tiempo, 2.5 siglos (¿o es sólo 70 años? [2]), cuando los cadáveres y las cabezas de los enemigos del

Estado estaban exhibidos portodo el país. Sin embargo, casi nada se ha escrito acerca de lo que significa esta elección para el poder mismo.

Parece que hoy en Grecia, la violencia espectacular del Estado “oficial” (Policía) y del estado “oscuro” (Amanecer Dorado [3]) en contra de los más débiles (presos, “ilegales”, pacientes con VIH, migrantes etc) es el último recurso de un Estado que definitivamente ha perdido la capacidad de reinar políticamente/ideológicamente sobre la población. Parece difícil encontrar otro país capitalista del Occidente, donde los “intelectuales de derecha” (perdonen mi desafortunada expresión) tienen tal falta de argumentos. Estos pocos vienen sea de “matar-a-los pobres” neoliberales como Mandravelis [4], o “salvar-a-los-ricos” corruptos de la extrema derecha como Kranidiotis [5] o de anti-comunistas aficionados de Hobbes como Kalivas [6]. Sus “análisis” no son más que versiones más ligeras o más duras de la doctrina de “ley y orden” de Dendias [7].

Teniendo en cuenta esta penuria política, la divulgación de la violencia estatal bruta es el único… argumento que les queda. Esa es la causa de estas fiestas de violencia estatal oficial y oscura: la disciplina del público.

Los reporteros ponen en escena la horca de la tele, demócratas de izquierdas [8] aplauden la aplicación de la ley y los seguidores recientes de todo este paisaje echan la culpa a los “dos extremos” [9] por haber catalizado el estado.

Hasta ahora, la “receta” ha funcionado muy bien… dijo Louis XV a su sucesor.

 

[1] El 1 de febrero de 2013, tras una persecución policial pero sin ningún tipo de resistencia o lucha, la policía detuvo a cuatro ladrones de bancos; hasta el momento en que fueron trasladados al Fiscal del Distrito, obviamente habían sido fuertemente golpeados y torturados por la Policía. Sin embargo, cuando sus fotos fueron divulgadas a la prensa, era evidente que la policía había intentado photoshopear los signos del abuso. Puedes leer más aquí.

[2] Los “ganadores” de la guerra civil ejercieron violencia inconcebible sobre los derrotados no sólo durante, sino también después de la guerra. Un método indicativo fue la exhibición de las cabezas decapitadas de los guerrilleros de izquierda en los pueblos y ciudades.

[3] Amanecer Dorado es el partido neo-nazi griego. Aunque exista desde los años 80, es en las elecciones de 2012 cuando consigue por primera vez representación parlamentaria ocupando 18escaños. Diputados, candidatos y miembros de Amanecer Dorado, han sido acusados de crímenes tan graves como asalto mortal y asesinato. Organizan y encabezan pogromos contra inmigrantes, apuñalándolos y rompiéndoles las tiendas. Su actividad fascista y racista continúa y de hecho está escalando bajo la tolerancia del gobierno griego y la UE

[4] periodista griego que escribe para el periódico Kathimerini.

[5] diputado del partido conservador de Nueva Democracia, que encabeza la coalición de gobierno.

[6] Stathis Kalivas es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Yale.

[7] Nikos Dendias: Ministro de Orden Público y Protección Civil. Es el supervisor político de una Fuerza Policial que golpea y tortura abiertamente, el inspirador de operaciones (que parecen pogromos) como Zeus (contra los inmigrantes) y Tetis (contra los drogadictos) y finalmente es responsable para el desalojo de las okupas más viejas de Atenas (los cuales han sido centros culturales y fortalezas contra el neo-nazi Amanecer Dorado)

[8] El autor se refiere a la parte de la Izquierda Democrática o DIMAR. El partido que se formó por ex-miembros de SYRIZA; a pesar de su pasado de izquierdas es uno de los partidos del gobierno de coalición y está apoyando políticas neo-liberales y autoritarias.

[9] La teoría de los “dos extremos” afirma que la extrema izquierda y la extrema derecha son idénticos, ya que ambos son expresiones del totalitarismo. Se está utilizando ahora en Grecia para socavar el fortalecimiento de los partidos de izquierda y la radicalización de las personas.

 

* Nikolas Kosmatopoulos es antropólogo social en el Columbia Global Centre en París.

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response