Tuesday 07th April 2020
x-pressed | an open journal
August 3, 2012
August 3, 2012

Las elecciones de 2012 y la democracia de Grecia en un callejón sin salida

Category: On the crisis
This article is also available in: enelplpt-pt
Las elecciones de 2012 y la democracia de Grecia en un callejón sin salida

El 24 de Julio de 2012 se cumplieron 38 años de la caída de la dictadura militar en Grecia. Muchos se refieren a esta fecha como el aniversario de “la restauración de la democracia”. Sin embargo, las elecciones del pasado junio ofrecen muchas razones para dudar de la calidad de la democracia actual.

El partido conservador (Nea Dimokratia) y el que se hace llamar partido socialista (PASOK) se las arreglaron para recaudar juntos sólo el 41,94% de los votos totales, un acontecimiento que levanta serias dudas sobre la legitimidad de su coalición. Teniendo en cuenta el elevado porcentaje de abstención de las elecciones de junio, podemos reconocer fácilmente que la democracia en el país se encuentra en un callejón sin salida.

El creciente descontento popular con las políticas del PASOK causó que bajara espectacularmente su tanto por ciento de los votos desde el 42,92% en 2009 al 12,28% en las elecciones de junio del 2012. Lo mismo ocurrió con el porcentaje de ND que cayó desde el 33,47% en 2009 a un 18,85% en mayo del 2012, para aumentar de nuevo al 29,66% en junio del 2012.

PASOK y ND son los partidos que apostaron incondicionalmente por los planes de rescate y más adelante, durante la campaña electoral, utilizaron un discurso poco claro y ambiguo sobre cómo tratarían el tema después de las elecciones. Se extendía desde adoptar elementos retóricos de su oponente SYRIZA sobre la renegociación de las medidas de austeridad impuestas por el Banco Central Europeo (BCE), La Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) hasta declaraciones apocalípticas como “euro o muerte” ( declaración del primer ministro Antonis Samaras).

No olvidemos que ND y PASOK son los partidos que han estado gobernando el país durante los pasados 35 años, que han comprometido al país a la eurozona y que han infringido las normas. Diputados de ND y PASOK que han estado implicados en enormes escándalos financieros, no sólo han salido impunes, sino que actualmente se encuentran en las listas de los partidos. Durante todos estos años, tanto ND como PASOK – intercambiando los roles de gobierno y oposición – han evitado sistemáticamente y están todavía evitando una auditoría parlamentaria, que encuentre y castigue a los responsables.

Los otros cinco partidos que obtuvieron representación en el Parlamento, pese a sus fuertes diferencias ideológicas, están básicamente solicitando una revisión de las condiciones del rescate. Hay tres tendencias diferentes dentro de esta categoría. Primero, las fuerzas de la izquierda, las cuales están interna y externamente divididas: la izquierda SYRIZA (26,89% de los votos), centro-izquierda DIMAR (6,26%), y el partido comunista KKE (4,50%) todos juntos obteniendo un total de 37,65% de los votos. Segundo, el recién formado partido conservador – fundamentalmente compuesto por ex-miembros de ND- Aneksartiti Ellines (Griegos Independientes) que obtuvo un 7,51%. Y finalmente, la sorpresa de la “crisis de las elecciones”, el partido de extrema derecha Xrisi Avgi (Amanecer Dorado) que ganó 6,92% de los votos.

Algunos de estos partidos, o tendencias dentro de estos partidos, están en contra de las medidas de austeridad “impuestas por Europa” y a favor de la soberanía de la economía griega, incluso si esto supusiera un retorno al drachma[1]. Sin embargo, la mayoría quiere permanecer en la Eurozona, pero no cueste lo que cueste. Esta mayoría se posiciona a favor de la renegociación de las condiciones de rescate a fin de rembolsar el préstamo relajando al mismo tiempo las medidas de austeridad insoportables que han sido impuestas a los griegos. Sin embargo, la mayoría de la prensa europea, internacional y griega pro-gubernamental se refiere a estas tendencias polimórficas como “anti-europeas” y “contra rescate”.

Yo los llamaría “pro-reformistas”, en contraposición a los “convencionales” de las élites gubernamentales de ND y el PASOK. Los partidos “ro-reformistas” obtuvieron un total de 52,08% de los votos, mientras que los partidos “convencionales” reunidos 41,94%. Estos porcentajes muestran claramente que la mayoría de los griegos no están satisfechos con el plan de rescate y quieren cambiar sus términos.

Sin embargo, la ley electoral que ND aprobó en 2008 (3636/2008) asigna al partido ganador 50 extra escaños en el Parlamento. Por lo tanto, en términos de representación parlamentaria, ND y PASOK deberían haber ganado 112 escaños de un total de 300. Eso dejaría 188 asientos para los partidos “pro-reformistas”. Sin embargo, con los 50 escaños de bonificación para el primer partido, ND y PASOK lograron controlar en conjunto 162 puestos – la mayoría del Parlamento!

Aparte de la polémica ley electoral, la tasa de abstención es otro tema crítico. 37,53% de los griegos – casi el mismo porcentaje que votó a favor de los partidos “pro-reformistas” – no votaron. Este porcentaje incluye a todos los griegos expatriados, ya que no se les permite votar desde el extranjero (la votación en embajadas y consulados todavía está lejos de la realidad griega, por no hablar de votar por internet). En la última década, cientos de miles de jóvenes han abandonado el país en busca de un futuro mejor (550.000 desde 2000 hasta 2010). En otras palabras, el estado griego da la espalda a la misma gente que desestimó al negarles su derecho constitucional de elegir el futuro de su país, de las vidas de sus familias y amigos, y las condiciones que les permitían algún día volver. Y la votación supuestamente es el derecho político más fundamental, la expresión práctica de la voluntad de la gente.

Thomas Jefferson escribió en 1775:

“Que cuandoquiera una forma de gobierno se haga destructora de estos principios [Vida, la Libertad y la búsqueda de la felicidad], es el derecho del pueblo alterarla o abolirla, e instituir un gobierno nuevo que se funde en dichos principios, y organizando sus poderes en tal forma, como a ellos les parezca más probable que afecte su seguridad y felicidad. La prudencia, claro está, aconsejará que gobiernos establecidos desde tiempo no se cambien por motivos leves y transitorios (…) “

¿Vida? Los suicidios e intentos de suicidio han aumentado un 22% desde 2009.

¿Libertad? Una minoría de 41,94% gobierna a una mayoría “pro-reformista” de 52,08%.

¿Búsqueda de la Felicidad? 23,800 griegos emigraron a Alemania en 2011 (un aumento de 90% desde 2010), 100.000 griegos han estado buscando trabajo en la UE a través de EURES (un aumento del 100% desde 2010).

¿Prudencia? En efecto, para nuestros socios europeos, el resultado electoral no es sólo un resultado positivo, pero agradable para que Grecia permanezca en la zona euro.
[1] La moneda de Grecia antes del euro

Creative Commons License
Las elecciones de 2012 y la democracia de Grecia en un callejón sin salida by Sofia Tipaldou is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Comments are closed.