Thursday 02nd July 2020
x-pressed | an open journal
February 14, 2014
February 14, 2014

Las sustancias químicas de Siria amenazan el Mediterráneo

Author: Anda Psarra Translator: Susana García
Source: EfSyn  Category: Letters from home
This article is also available in: enel
Las sustancias químicas de Siria amenazan el Mediterráneo

El frente de oposición se ha ampliado con los parlamentarios de Creta y la comisaria europea [1] Maria Damanaki, y está pidiendo explicaciones a las autoridades Europeas. Además, hay cada vez más informes sobre los riesgos que supone el elegir este método de destrucción, al haber sido sólo probado una vez, y en tierra firme.

La neutralización de las sustancias químicas a bordo del Cape Ray tendrá lugar en aguas internacionales, con lo que la legislación marítima pertinente puede ser ignorada. Esto transformará las áreas de alta mar en zonas carentes de cualquier tipo de control democrático o de restricciones medioambientales o sociales.

Mientras cerramos nuestras fronteras a los refugiados sirios, abrimos las puertas del Mediterráneo para recibir las sustancias químicas tóxicas de ese país, con mínimas garantías y sin el consenso de científicos y organizaciones medioambientales. Los informes -en la prensa griega e internacional- acerca de las peligrosas consecuencias del proceso y del método con el que las sustancias van a ser eliminadas se han intensificado, despertando, finalmente, no sólo a las organizaciones internacionales y a científicos, sino también a muchos parlamentarios en Grecia y en Europa.

Las voces de 37 eurodiputados (16/01/2014) que buscan explicaciones sobre este tema, dirigidas al Presidente del Consejo Europeo Herman Van Rompuy y a la representante de Asuntos Exteriores y de Política de Seguridad de la Unión Europea Catherine Ashton, se han unido a las de los parlamentarios de Creta y a la de la comisaria Maria Damanaki. Por mucho que el vicepresidente Dimitris Kourkoulas y el ministro Evangelos Venizelos traten de ofrecer respuestas “tranquilizadoras”, lo cierto es que no existen las garantías necesarias y, con el método escogido, será difícil hacer predicciones seguras.

La “estratagema” legal

El secretario de Políticas Medioambientales y del Sector Ecológico de Izquierda Democrática [2] (DIMAR), Thrasos Fotinos, nos informó acerca de algunos datos globales que anulan la seguridad del gobierno y subrayan los enormes riesgos de la “estratagema” legal que permite la conversión del Mediterráneo en un vertedero químico. Él reitera que “el tratamiento de las sustancias químicas sirias a bordo del Cape Ray americano es una solución predeterminada. Esta operación en alta mar introduce la industrialización de los océanos”. Específicamente:

* Este navío concreto, el Cape Ray, (buque tipo Ro-Ro) es parte de la flota americana que transporta equipamiento militar. Este tipo de barco es particularmente vulnerable a los incendios y a la entrada de agua. Un barco Ro-Ro se inunda en minutos y se hunde rápidamente junto con su carga (la totalidad de los residuos tóxicos que van a ser procesados irán a bordo del Cape Ray). Las mejoras hechas en el barco no garantizan la navegabilidad en el caso de un daño estructural serio.
El Cape Ray fue fabricado hace 36 años. De media, los barcos tipo Ro-Ro son desechados después de 30 años.

* Los Sistemas Desplegables de Hidrólisis de Campo (Field Deployable Hydrolysis System, FDHS), para el pretratamiento químico destinado a armas químicas, desarrollado por el Departamento de Defensa de EE.UU en colaboración con la industria, es un sistema piloto. Su desarrollo fue completado este verano. La habilidad del sistema para procesar sin interrupción y de forma segura de 500 a 600 toneladas de sustancias químicas todavía tiene que ser verificado. Ha sido manufacturado para su uso en tierra firme. Usándolo por primera vez a escala industrial a bordo de un barco es una operación arriesgada, con muchos peligros para la tripulación, los técnicos y el medio ambiente. Los deshechos producidos por este método son de 800 toneladas de aguas residuales por cada 500 toneladas de sustancias químicas. A pesar de ello, no se ha determinado cómo y dónde se destruirán esas aguas residuales. Además, a juzgar por el equipamiento del barco (los filtros de aire), es evidente que también habrá emisiones de gas durante el proceso de hidrólisis.

* Por la parte legal, debe ser recordado que EE.UU no ha ratificado la Convención Sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Desechos Peligrosos y su Eliminación. Para ser legalmente exportados de Siria al Cape Ray, de acuerdo con las regulaciones de EE.UU, debe haber un acuerdo específico entre el Estado exportador y el Estado receptor (Artículos 4 y 11 de la Convención de Basilea). La neutralización de sustancias químicas a bordo del Cape Ray tendrá lugar en aguas internacionales, con lo que la legislación marítima puede ser ignorada. Este estreno mundial transformará las áreas de alta mar en zonas carentes de cualquier tipo de control democrático o de restricciones medioambientales o sociales.

Una amenaza para los pescadores

* La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y los EE.UU declaran que 500 toneladas de sustancias precursoras deben ser tratadas en el mar en un par de semanas, mientras que la destrucción final de las armas químicas americanas no se completará antes del 2023. En tierra, los EE.UU esperan destruir 3.100 toneladas en 10 años. En el mar están convencidos de que pueden procesar 500 en 4 semanas.

* De momento, un Ro-Ro de menor grado, el Arc Futura, con un total de 38 deficiencias desde 2000 en puertos europeos, está maniobrando en algún lugar del Mediterráneo, cargado con una cantidad desconocida de armas químicas. Sólo cuando todas las instalaciones de este barco en particular estén vacías y todas las armas estén cargadas en el Arc Futura y otro Ro-Ro especializado en el transporte de coches, la factoría flotante americana entrará en acción. En la planificación del proyecto no se ha previsto ningún puerto de refugio ante una complicación grave durante el proceso de hidrólisis en el Cape Ray.

Los habitantes del Mediterráneo, los pescadores, y los peces no se van a librar de la amenaza. La organización Robin des Bois espera que el plan actual para la destrucción del arsenal químico sirio sea abandonado.

Las sustancias precursoras y los otros componentes del arsenal químico sirio podrían ser procesadas en territorio europeo, en los EE.UU o en otros países y regiones donde las mejores técnicas están disponibles, pero esos países lo han rechazado.

POR FAVOR, FIRMA Y COMPARTE LA PETICIÓN PARA QUE NO SE CONVIERTA EL MAR DE EGEO EN UN VERTEDERO QUIMICO


[1] Comisaria de Asuntos Marítimos y Pesca

[2] Partido que se formó por ex-miembros de SYRIZA; a pesar de su pasado de izquierdas fue uno de los partidos del gobierno de coalición después de las elecciones de 2012, apoyando políticas neo-liberales y autoritarios

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response