Thursday 02nd July 2020
x-pressed | an open journal
November 28, 2012
November 28, 2012

Mitterrand o Kaldor?

Author: Yiannis Varoufakis Translator: Anna Papoutsi
Source: Lifo  Category: On the crisis
This article is also available in: elenpt-pt
Mitterrand o Kaldor?

El punto de vista del economista Nicholas Kaldor de que una unión monetaria o económica de Europa es un error sin la unión política equivalente, parece estar ganando terreno día a día.

Los EE.UU. es el resultado de crisis. Sin la crisis de deuda causada por la Revolución Americana, sin la confrontación entre Norte y Sur para la transferencia de ingresos desde el Sur rico al Norte pobre, sin las burbujas estallando cada casi 8 años durante el siglo XIX (cuando los empresarios astutos convencían a los inversores de poner todo que tenían en compañías de ferrocarriles), sin la burbuja de 1920 que condujo a la crisis de 1929 y la creación de un gobierno federal real bajo Roosevelt en 1932, sin todos estos desastres los EE.UU. nunca se habrían consolidado al punto que les permitió convertirse en un superpotencia.

Muchos de nosotros nos gusta creer que algo similar está ocurriendo en la Europa de hoy: estamos viviendo una crisis, estamos cometiendo un error tras otro, pero finalmente habrá un Hamilton o Roosevelt europeos para proponer una serie de principios que adoptaremos, creando también de nuestro lado del Atlántico nuestros propios Estados Unidos de Europa.

De hecho, así es como los creadores de la zona euro lo pensaron. No deliraban. Ellos sabían que la moneda común que estaban diseñando fue basada en fundamentos desvencijados. Tan desvencijados que, de hecho, en la primera crisis se comenzaron a derrumbar. He vuelto a contar la historia de la reunión en Bruselas entre Mitterrand y Delors cuando el último (como Presidente de la Comisión Europea) intentó a convencer al presidente francés que era necesario introducir eurobonos desde el principio – a retirar fondos de los mercados de capital para obras de desarrollo. Testigo en esta conversación (colega mío, entonces consejero de Delors) me describió el discurso siguiente: después de escuchar Delors argumentando durante 40 minutos a favor de los eurobonos para el desarrollo, Mitterrand lo consideró y, después de 5 minutos de silencio, dijo: “Tienes toda la razón, Jacques. Eso es lo que tenemos que hacer para proteger la moneda común. Pero no lo vamos a hacer. Es que, Helmut (es decir, el alemán Kohl Canciller) y yo tenemos el poder político para unir a nuestros países monetariamente, pero desafortunadamente no tenemos el poder de crear deuda común. Pero no te preocupes, Jacques. Cuando en 10 o 15 años haya una gran crisis, los políticos de nuestras posiciones se enfrentarán a un gran dilema: hacer lo que no estamos haciendo hoy, que es lo que tú estás sugiriendo, o dejar que la zona euro se disuelva.

Mitterrand y Delors realmente creían que la situación era así. Que, cuando el momento llegó, los líderes europeos harían lo que fuera necesario. Muchos todavía quieren pensar lo mismo. Consideran que la creación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (ESM), las recientes medidas del BCE, la extensión de los préstamos griegos, y creen que lentamente pero continuamente Europa está imitando a los EE.UU. y, a través de las crisis y de los errores, se está moviendo hacia la integración. Ojalá sea así. No debemos, sin embargo, darlo por hecho. Mi punto de vista es que está ocurriendo lo contrario. Que poco a poco Europa va disolviéndose. Y que al final Mitterrand tenía razón al decir que sus sucesores se enfrentarían a un dilema terrible, pero se equivocó al suponer lo que iban a decidir: es muy probable que sus decisiones vayan a conducir a soluciones no como los que Delors defendía, sino a la disolución de Europa e, inevitablemente, de la idea europea.

Mitterrand fue sin duda profético. Sin embargo no era el único. Nicholas Kaldor, profesor de economía en Cambridge desde hace muchos años y particularmente pro-europeo escribió en 1971 lo siguiente sobre el impacto que la creación de la moneda común tendría en Europa sin crear primero las herramientas que requieren un grado de consolidación política (herramientas como los que Delors propuso a Mitterrand):

“… Es un error peligroso que alguien crea que una unión monetaria y económica puede pre-existir a la unión política o funcionar (usando terminología Informe Werner) ‘como la levadura para el desarrollo de una unión política sin la cual no sería capaz de funcionar en el largo plazo. “Porque, si la creación de una unión monetaria que impone supervisión comunitaria de los presupuestos nacionales es la creación de presión que traerá el colapso de todo el sistema, entonces tal unión monetaria impedirá, en lugar de promover, la consolidación política”.

¿Quién crees que fue más profético? Personalmente, durante mucho tiempo me creía que Mitterrand resultaría más profético. Ahora, tras la farsa de las cumbres euro, me inclino hacia Kaldor.

 

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response