Monday 28th May 2018
x-pressed | an open journal
June 6, 2014
June 6, 2014

Ninguna sorpresa en las elecciones en Croacia: entre los últimos creyentes en la austeridad

Author: Idemo dalje Translator: Susana García
Category: On the crisis
This article is also available in: elen
Ninguna sorpresa en las elecciones en Croacia: entre los últimos creyentes en la austeridad

Si Grecia es el conejillo de indias para la austeridad europea, Croacia será el cordero camino del matadero. No es que a los ávidos ojos de los croatas ricos esto vaya a importar. Rápidamente afectará a uno de cada tres ciudadanos en el umbral de la pobreza.

En medio del austericidio en toda Europa, no hay terreno más apropiado para la victoria aplastante de los derechistas croatas: “La solución de la crisis en Europa es Europa”, dijo ayer Tomislav Karamarko, el ex comisario de la Agencia de Contrainteligencia (POA) y la Agencia de Seguridad e Inteligencia (SOA), el líder del derechista HDZ y los conservadores y nacionalistas aliados. Han perdido contacto con la realidad.

No es que importe a los ojos codiciosos de los ricos croatas que miran ávidamente a las fortunas de la Europa occidental, pero cualquier otro resultado electoral para los presuntos partidos de izquierda y centro derecha (SDP and HDZ) hubiera supuesto lo mismo para los corderos silenciosos de Croacia -las minorías, los pobres y los desempleados, los grupos marginados de todas clases. Gracias a un 75% de abstención, sintiéndose asqueados- exactamente como los políticos quieren que se sientan- y sintiéndose que en una democracia con significado, los grandes negocios en política y economía sigan como de costumbre.

Un portal de noticias de una destacada web en Croacia, resumió descaradamente los resultados de las elecciones: “El casi criminal HDZ ganó seis mandatos, el incompetente SPD cuatro, ORaH un mandato”.

A la manera inconformista de la élite política en el poder y en la oposición actual, esto significa una mayor destrucción del sistema público de salud (ya dañado), privatizaciones del sector energético y del servicio nacional de Correos (anunciada), de los sistemas de ferrocarriles y de suministro de agua (planificado y denegado), obsequios de concesiones de autopistas financiadas públicamente (parcialmente hechos), más recortes en los presupuestos para la educación superior, en los servicios sociales, en las subvenciones a la agricultura, en la sociedad civil y en la cultura en general (todo hecho ya). Por encima de todo, los despidos masivos serán presentados a los esclavos de la Austeridad Europea por los medios de comunicación de masas como un proceso tan natural como el de la lluvia que sigue el trueno. Tan pronto como sus presuntos representantes se acomoden en sus nuevos escaños en Bruselas.

Todo lo que haya pasado ya en Grecia, España y por último en Portugal, aunque con luchas amargas, está en el panorama de Croacia. Con un silencio aterrador.

Bendita ignorancia…

Respecto a los peores indicadores de la crisis -según el Eusrosat y el Eurobarómetro- Croacia sólo es superada por Grecia, y está ocasionalmente dentro de los cinco primeros paises, que incluyen Rumanía y Bulgaria, España y Portugal. Según el Instituto de Estadísticas croata, uno de cada tres ciudadanos está sufriendo pobreza y exclusión social (32,7%); la tasa de privación material llega al 34%; en torno a un 17% de las personas menores de 60 vive en hogares con una alta tasa de desempleo (la más alta en toda Europa), ¡y son datos calculados en 2011!

Según una encuesta del Eurosat de 2013, la tasa de desempleo juvenil se disparó hasta el 52,8%, sólo por detrás de Grecia y España.

La encuesta del Eurobarómetro en 2014 situó a Croacia en segundo lugar después de Grecia en cuanto a la percepción general de que el marco laboral es malo y ha empeorado en los últimos cinco años. El resultado es un 79%, tres puntos por detrás de Grecia.

Disparos desde la izquierda y derecha radical- “no” a la austeridad

No cometamos el error de una esperanza prematura. Bajo el dominio férreo de Alemania sobre las economías europeas, enfervorizado por el Deutsche bank y apoyado militarmente por EE.UU, el sueño trasatlántico del TTIP, el último empujón del neoliberalismo en el hemisferio occidental, no se abandonará fácilmente. Probablemente no se dará por vencido en absoluto. En 2013, Alemania repatrió una larga porción de sus reservas de oro depositadas fuera y en mayo del 2014, el Deutsche Bank anunció los planes para captar 11 billones de dólares en capital fresco. Atribuido a otras razones (al dólar y a la liquidez) es más de lo mismo, una aplastante estructura de poder como para que alguien le pueda hacer frente. Una Europa diferente, como la que está propugnando el partido griego Syriza en nombre de la verdadera izquierda europea, o definitivamente un “No” a toda Europa, según Nigel Farage (UKIP) y otras líneas duras de la derecha- se sitúa enfrente contra Goliat. Recortando la austeridad servirá, pero ¿qué es lo siguiente?

Permitámonos al menos disfrutar de una esperanza….Mañana es otro día.
Incluso para los peces pequeños.


[1] Hrvatska demokratska zajednica es un partido conservador croata.

Creative Commons License
Ninguna sorpresa en las elecciones en Croacia: entre los últimos creyentes en la austeridad by Idemo dalje is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response