Monday 22nd July 2019
x-pressed | an open journal
November 12, 2013
November 12, 2013

España: Plataforma de los Afectados por la Hipoteca (PAH) – ¡Si se puede!

Author: Sofia Tipaldou Translator: Eleni Nicolaou
Categories: On the crisis, Protest
This article is also available in: elen
España: Plataforma de los Afectados por la Hipoteca (PAH) – ¡Si se puede!

La PAH se formó en febrero de 2009 en Barcelona como consecuencia de la crisis inmobiliaria española y pronto se extendió por todo el país. Es un movimiento social y una asociación cuyo objetivo es promover el derecho a una vivienda digna.

Fue precedida por el movimiento “V de Vivienda” formado en Barcelona en 2006 y pronto se unió a otros movimientos de base, como la “Asamblea contra la Precariedad y por la Vivienda”. Sobre la base del movimiento francés acerca del alojamiento, “Hijos de Don Quijote”, el “V de Vivienda” realizó diversas campañas, como el grito público sincronizado a través de España de la consigna “No vas a tener una casa en toda tu puta vida” y el camping para vivienda en la Universidad Complutense de Madrid.

Este movimiento a favor de la vivienda que tomó la forma de la PAH es la respuesta ciudadana a la burbuja inmobiliaria española, al crecimiento masivo de los precios inmobiliarios, que comenzó en 1985. De 1997 a 2006, el precio de la vivienda ha subido un 150% en términos nominales que equivale a un crecimiento del 100% en términos reales, según informes del Banco de España. Dado que la financiación de la vivienda se realiza generalmente a través de préstamos hipotecarios, el aumento del precio de los pisos significó un aumento de la deuda de los hogares. El endeudamiento de la industria de la construcción resulta igualmente excesivo (en 2009, el sector de la construcción fue equivalente al 30-40% del PIB del país).

Con la crisis del fines de la década de 2000, la burbuja se estalló (en 2008) y los precios de la vivienda comenzaron a caerse (30% caída de los precios desde 2007). A continuación, se disminuyó la construcción, contribuyendo así al aumento de las altas ya tasas de desempleo. En cuanto a las familias, su alto nivel de endeudamiento se volvió insostenible. Muchas de ellas ya no podían pagar sus hipotecas y los bancos, basándose en la legislación vigente, procedieron a desalojos. Los préstamos hipotecarios españoles, en contraste con los EE.UU. u otros países de la UE, no son deudas sin recurso, lo que significa que las ejecuciones hipotecarias sólo representan el 60% del préstamo y el resto tiene que ser pagado por la familia endeudada. En otras palabras, las personas desalojadas no sólo se quedan sin casa, sino también están cargadas con una gran deuda para una propiedad de la que ya no son dueñas.

Pronto comenzaron los desalojos y se suponía que debían ser seguidos por las subastas de propiedad. Indicativamente:

  • En 2012 hubo 8 desalojos por hora, 200 al día
  • Entre 2007 y finales de 2011, hubo 350.000 desalojos en España
  • El segundo trimestre del 2011, los desalojos se elevaron de 21% (16.464), pero las subastas de pisos vacíos se cayeron un 16%.

Sin embargo, hay más de 3 millones de viviendas vacías en España. Sólo en Barcelona hay más de 1.100 apartamentos a la venta que vienen de incautaciones bancarias.

En 2012, el gobierno español creó el SAREB que adquiere préstamos inmobiliarios de los bancos españoles a cambio de bonos del gobierno. SAREB absorbió todos los activos tóxicos de los bancos privados españoles bajo colapso y el 45% de las acciones de SAREB fueron financiadas con un préstamo de 100 millones de euros por la UE. Según la PAH, SAREB utilizó dinero público para rescatar a los bancos responsables para los préstamos hipotecarios tóxicos, y ahora está acumulando miles de pisos vacíos que ni alquila ni vende, porque apunta a venderlos a inversionistas nacionales e internacionales a un precio mejor que él del mercado actual.

En este contexto, se formó la PAH para defender el derecho a la vivienda, a través de la movilización de abajo a arriba. Sus miembros son los que tienen dificultades en pagar la hipoteca o que están en el proceso de desalojo y los que están en solidaridad con su propósito. Se define a sí misma como un movimiento horizontal, no violento, asambleario, no afiliado a ningún partido político, aunque hay parlamentarios que participan a sus movilizaciones.

Los miembros de la PAH se reúnen en asambleas, donde presentan sus historias personales sobre cómo la hipoteca les afecta e intercambian apoyo práctico y emocional. Según miembros de alto rango, la PAH tiene como objetivo cambiar en primer lugar qué la gente piensa sobre los desalojos y verlos como un problema colectivo y no personal, causado por el sistema político. De esta manera, las personas desalojadas pueden dejar de culparse a ellos mismos por su falta de pago de la hipoteca y la mayoría de ellos se convierten en activistas dedicados. Aparte de este efecto psicológico, la PAH también proporciona una base sólida para información no sólo sobre los derechos civiles, sino también acerca de los préstamos, la hipoteca, los desalojos, el proceso judicial, la burocracia. Miembros de la PAH acompañan a desalojados o amenazados por desalojo a todos sus tratos con las instituciones, es decir, los bancos, el sistema judicial y la policía. La PAH también ofrece apoyo material a las familias desalojadas para que ellas no terminen en la calle.

Las principales acciones de la PAH son los siguientes:

  1. “No más desalojos”: Desde 2010, la PAH organiza protestas al día del desalojo, frente a la casa y trata de bloquear el camino a los agentes encargados de cumplir la ley, a través de las estrategias de desobediencia civil y de resistencia pasiva. De esta manera, hasta 2012, la PAH había impedido 250 desalojos.
  2. Campaña de “Dación en pago”, con efecto retroactivo cuando la casa es la residencia principal de la familia y en el caso de deudores de buena fe. La PAH, en colaboración con las organizaciones de la sociedad civil y los sindicatos, propuso enmiendas de la ley al Congreso de los Diputados. Su propuesta de 2010 fue rechazada por PP y PSOE. En el caso de los diputados que votaron en contra de la dación en pago, la PAH utiliza la estrategia de “escrache” para influirles. Utilizada, por primera vez, en Argentina para los ex convictos por crímenes contra la humanidad, los que practican el “escrache” van a la casa y el lugar de trabajo de su objetivo y lo humillan públicamente con acciones no violentas, como la música, el graffiti, las pancartas, lanzando huevos, teatro de la calle.
  3. “Servicio Social”. Esta campaña tiene que ver con la ayuda que la PAH ofrece a los ciudadanos para re-poseer sus apartamentos confiscados por los bancos debido a la falta de pago de la hipoteca. El objetivo de esta campaña es la recuperación del apartamento por la familia, para que ella no se quede sin hogar, presionar a los bancos para aceptar la dación en pago y obligar a la administración pública tomar las medidas necesarias para conceder a sus ciudadanos el derecho a la vivienda.

Los resultados de la PAH

La PAH se podría describir como el movimiento popular más exitoso en España desde que comenzó la crisis. Logró movilizar miles de personas en todo el país. Ahora cuenta con células en 184 municipios, 58 de los cuales en Cataluña. El 25 de septiembre, la PAH organizó una manifestación nacional que se extendió en 41 ciudades y contó con la participación de miles de personas. A través de su movilización ha bloqueado más de 700 desalojos al día.

Además, la PAH logró impugnar la legalidad de la legislación hipotecaria española. El 14 de marzo de 2013, el Tribunal de Justicia de la UE declaró que el proceso de la ejecución hipotecaria no garantiza a los ciudadanos españoles protección suficiente contra las cláusulas hipotecarias abusivas e infringe la Directiva 92/13/CEE de la Comisión sobre la protección de los consumidores. La propuesta no se refiere directamente a las demandas de la PAH, ha cambiado, sin embargo, las reglas del juego en la ejecución hipotecaria, lo que permite a los jueces congelar los desalojos.

De vuelta en España, la PAH empezó a ganar una serie de batallas judiciales y políticas. En Villalba, el juez Maravillas Carreras Rodríguez declaró, en septiembre de 2013, como abusiva, entre otros abusos bancarios, la ausencia de información al respecto a la posibilidad de dación en pago, lo que permite a las familias afectadas solicitarla.

En septiembre, la Junta de Andalucía aprobó la Ley de la Función Social de la Vivienda que impide a los bancos de desalojar a una familia, cuando la familia está en riesgo de exclusión social y que incluye la propuesta de la PAH para ampliar la ley vigente en los casos donde hay garantes autónomos para el pago de la hipoteca.

Su victoria más importante, no obstante, se celebró en octubre de 2013 con la ocupación del “Edificio de Sal” en Girona, un edificio que pertenece a SAREB y que fue re-ocupado por 16 familias recientemente desalojadas. Según la PAH, el “Bloc de Sal” se convirtió en el símbolo de la lucha entre dos modelos sociales distintos: el modelo del banco malo que infrinje los derechos humanos y el modelo de la protección de los derechos por la propia gente, por ausencia del Estado. Miles de personas acudieron a la reunión en frente de la casa en Salt y el evento fue cubierto por varios medios de comunicación. El 17 de octubre, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos publicó su decisión sobre la cuestión urgente de la PAH de si el banco está violando los derechos humanos de las personas afectadas en el caso del “Bloc de Sal”. El Tribunal dictaminó a favor de la suspensión de la expulsión y le dio tiempo hasta el 24 de octubre al gobierno español a presentar las medidas de atención social para la protección del art. 3 (prohibición de tratos inhumanos o degradantes) y del Art. 8 (derecho a la vida privada y familiar,incluyendo la inviolabilidad de residencia) de la Convención Europea de Derechos Humanos, sobre todo cuando se trata de menores de edad. Después de eso, la PAH pidió una reunión urgente de sus representantes con SAREB y el gobierno catalán para definir un alquiler social para el ¨Edificio de Sal¨, cuyos resultados están de llegar.

Por último, el servicio social de la PAH fue reconocido en nivel nacional e internacional a través del Premio 2012 catalán para la mejor iniciativa solidaria y el Premio 2013 de Ciudadanos del Parlamento Europeo. Estos premios son sólo un reconocimiento externo de los servicios sociales de la PAH. El reconocimiento real viene de todas estas personas que la PAH ha rescatado (literalmente, porque muchos de ellos estaban al borde del suicidio) y que ahora luchan por el derecho de todos los ciudadanos a no engañarse por los bancos con falsas promesas y a tener una vivienda digna.

Creative Commons License
España: Plataforma de los Afectados por la Hipoteca (PAH) – ¡Si se puede! by Sofia Tipaldou is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response