El rostro político de las protestas de Kiev causa un fuerte pesimismo. Pero una revolución es una revolución y la izquierda no tiene derecho a permanecer fuera de ella. [...]