Saturday 25th May 2019
x-pressed | an open journal
May 2, 2013
May 2, 2013

Análisis: ¿Qué rescaten los contribuyentes? La crisis del euro ahorra dinero para Alemania

Author: Jan Strupczewski Translator: Eleni Nicolaou
Source: Reuters  Category: On the crisis
This article is also available in: enelit
Análisis: ¿Qué rescaten los contribuyentes? La crisis del euro ahorra dinero para Alemania

A lo largo de la crisis de deuda en Europa, los líderes del norte solían decir que no iban a tolerar que sus contribuyentes tuvieran que pagar para los problemas de otros países, y la idea de “rescates financiados por los contribuyentes” ha echado raíces.

Sin embargo, a pesar de tres años y medio de deudas y turbulencias bancarias, con los rescates alcanzando en total más de 400 mil millones de euros, los contribuyentes del norte de la zona euro no han efectivamente perdido ni un centavo.

Lo que es más, los gobiernos de Alemania, Finlandia, Austria, Holanda y Francia han ahorrado miles de millones de euros gracias a una caída significante en lo que pagan para recaudar dinero en los mercados financieros, ya que los costos por préstamos han caído abruptamente.

Pero eso no ha impedido que la imagen de los trabajadores del norte de Europa poniendo cada vez más dinero para rescatar a los derrochadores vagos del sur se haya arraigado en la mente de los votantes; esto es lo que alimenta el resentimiento y sabotea la unidad de Europa.

En el período previo a las elecciones alemanas en septiembre, lo más probable es que ese resentimiento crezca y que la canciller Angela Merkel, que desea un tercer período en el puesto, tenga que reafirmar su compromiso de proteger a los votantes de pérdidas potenciales.

Sin embargo, la verdad es que los contribuyentes alemanes, así como los de Finlandia, Holanda y otros países, no están para nada en peor situación y sus ministros de finanzas han acumulado ahorros.

“Como consecuencia accidental de la crisis, Finlandia se ha beneficiado enormemente”, dijo Martti Salmi, el jefe de asuntos internacionales y europeos en el Ministerio de Finanzas de Finlandia.

“No hemos perdido ni un centavo hasta el momento”, dijo a Reuters. “El mismo que vale para Alemania vale también para Finlandia.”

De hecho, los funcionarios alemanes son muy conscientes de su posición de financiación más fuerte, el resultado de una caída de más de dos puntos porcentuales en los costos por préstamos, aunque los políticos siguen lamentando los riesgos que están apilando en los contribuyentes alemanes.

Klaus Regling, el alemán que encabeza el fondo de rescate permanente de la zona euro, cita a menudo dos estudios que demuestran que Berlín ha cosechado importantes ahorros como consecuencia no intencionada de la crisis.

Un estudio por Allianz, el gigante alemán de seguros, ha estimado que Berlín ahorró €10,2 mil millones desde 2010 hasta 2012, debido a menores costos por préstamos, ya que los rendimientos de sus bonos de 10 años han caído de 3,39% a 1,18% hoy.

El otro estudio, realizado por Jens Boysen-Hogrefe del instituto económico IFW, sugiere que el federal presupuesto de Alemania ahorró €8,6 mil millones en 2011, debido a bajas tasas de interés del BCE y al efecto de refugio seguro, o sea el hecho de que los inversores pongan su dinero ahí para asegurarlo.

Esos ahorros subieron a 9,6 millones en 2012 y solo el efecto de refugio seguro valdrá 2 mil millones en 2013, dijo IFW.

“Sumando las ventajas de tasas de interés obtenidas en el período 2010-2012 y los de los cuales Alemania se beneficiará en los próximos años, se llega a una bonificación de intereses acumulada para el presupuesto alemán de alrededor de 67 mil millones de euros”, dijo Allianz en un artículo publicado el septiembre pasado.

“(Eso es) suficiente para recortar alrededor de 3 puntos porcentuales de la proporción de la deuda pública de Alemania”, algo que recoge más ahorro.

Finlandia, Holanda, Austria y Francia no han ganado tanto como Alemania, pero también han tenido un descenso sustancial en los costos por préstamos durante el período de crisis.

“Los países del norte de Europa están aprovechando considerablemente por estas operaciones, y ni siquiera están redistribuyendo esos beneficios directos e indirectos”, dijo un funcionario de alto nivel en Bruselas.

Los mitos

El corazón de la idea equivocada acerca de las pérdidas de los contribuyentes es el hecho de que, en el discurso público, la diferencia entre prestar y dar haya dejado de existir.

Y con el sentimiento anti-rescate tan fuerte en gran parte del norte de Europa, no ha habido voluntad por parte de los políticos para corregir ese error. En Finlandia por ejemplo, el partido anti-UE, Finlandeses Verdaderos, cobra apoyo por la creencia que los finlandeses están gastando dinero para los europeos del sur.

La situación es muy diferente. Mientras que Finlandia ofrece un montón de garantías para los fondos de rescate de la zona euro y ha prestado dinero a los países rescatados, el Ministerio de Finanzas finlandés ha ganado extra dinero de la crisis.

El año pasado, el banco central de Finlandia aportó €227 millones al presupuesto de Finlandia como resultado de las ganancias obtenidas por los bonos griegos, españoles y portugueses que posee, 40 millones de euros más de lo que ganó en 2011. Este año, las ganancias deberían aumentar a 360 millones.

¿El riesgo verdadero?

Para que cualquier país de la zona euro que ha prestado asistencia de rescate pierda dinero, Grecia, Irlanda, Portugal, España y Chipre tendrían que suspender los pagos de los préstamos que han recibido. Pero al contrario, Portugal e Irlanda están cerca de salir de sus programas de rescate y presentan poco riesgo, mientras que el riesgo de una suspensión de pagos por España ha sido siempre mínimo y en Chipre está muy gestionado.

Grecia, que ha recibido 166 mil millones de euros en préstamos de rescate, plantea el mayor riesgo, pero incluso eso está cambiando.

“Cada día, el riesgo de que Grecia costara algo a los contribuyentes disminuye”, dijo un segundo funcionario de la UE. “No va mal en este momento y hay una posibilidad de que pueda hacer algo mejor de lo previsto.”

Aparte de los préstamos bilaterales iniciales a Grecia en 2010 que ascendieron a €52,9 mil millones, ni un euro por los contribuyentes de la zona euro ha sido enviado a Grecia u otro país. Todos los rescates siguientes fueron financiados por los mercados a través del fondo de rescate de la zona euro.

Unos funcionarios dijeron que incluso si alguno de los países rescatados no devolviera parte del dinero prestado por los gobiernos de la zona euro, la alternativa –una ruptura de la zona euro– sería un asunto mucho más caro que las pérdidas del rescate.

Un estudio encargado por la fundación alemana Bertelsmann mostró esta semana que si Alemania tuviera que regresar a su antiguo marco alemán, su PIB anual sería 0,5 puntos menos entre 2013 y 2025, resultando en una pérdida de 1,2 mil millones de euros en esos 13 años – la mitad del tamaño de la economía alemana en 2012.

“Es posible que salgamos de la crisis sin mojarse o mojarse sólo un poco los pies”, dijo Salmi de Finlandia sobre la probabilidad de un incumplimiento de algunos de los préstamos de rescate concedidos a los países rescatados. “Sin embargo si terminamos anulando un préstamo de 1 mil millón de euros para Grecia en algún momento en los próximos 10 años, eso no será nada comparado con lo que nos enfrentaríamos si tuviéramos un derrumbe de la zona euro. Sería completamente insignificante en comparación con eso”, dijo.

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response