Thursday 28th May 2020
x-pressed | an open journal
July 19, 2012
July 19, 2012

“Quieren destruir el país, nosotros tenemos que impedirlo”: España sale a la calle

Author: Sofia Tipaldou Translator: Anna Papoutsi
Source: Counterfire  Categories: On the crisis, Protest
This article is also available in: frenelpt-ptit
“Quieren destruir el país, nosotros tenemos que impedirlo”: España sale a la calle

La batalla en España contra las medidas de austeridad del gobierno continúa con una nueva serie de protestas masivas. Con la movilización de los mineros todavía fresco en su mente, la gente ha vuelto a salir a la calle hoy para decir no a las políticas gubernamentales. Más de 80 manifestaciones han tenido lugar en todo el país bajo la bandera “Quieren destruir el país, tenemos que bloquearlo, somos la mayoría”.

Como si las medidas de austeridad ya adoptadas fueran pocas, el gobierno de Mariano Rajoy anunció nuevas medidas el 11 de julio. Su objetivo es ahorrar unos €65 mil millones del presupuesto en los próximos dos años y medio.

Las medidas incluyen un aumento de 3% del IVA (del 18% al 21%). En el sector público, la paga extra de Navidad será suspendida y el número de días de libre disposición se reducirá. Los subsidios de desempleo se reducirán hasta un 6% desde el sexto mes en el paro (los subsidios de desempleo duran un total de 24 meses) y un gran número de primas por contratación de trabajadores nuevos se eliminarán.

Las contribuciones de seguridad social pagadas por los empleadores se reducirás de 1% en 2013 y 1% más en 2014. Los subsidios del Estado a los partidos políticos, os sindicatos y asociaciones empresariales también se reducirá por 20%. Por último, los ferrocarriles, los puertos y los aeropuertos van a ser privatizados.

Según los sindicatos, las nuevas medidas de austeridad constituyen una agresión sin precedentes que está agravando los efectos de la recesión, está creando más desempleo y está violando los derechos constitucionales de los ciudadanos. Parece que, con el fin de salvar a los bancos, el gobierno español está obligando a los más desfavorecidos a hacer sacrificios.

Esta vez, los recortes están afectando a los desempleados, a los funcionarios públicos y toda la población a través del aumento del IVA. Y todo esto, después de una reforma laboral que abarató los despidos y de otras medidas que aumentaron el precio de los medicamentos, las tasas universitarias y introdujeron recortes masivos en la salud y la educación pública. Los sindicatos han llamado a la manifestación de hoy en respuesta, con el fin de protestar contra estas “reformas”.

Al mismo tiempo, diversas asociaciones de la sociedad civil están pidiendo un boicot, es decir una abstención de cualquier forma de generar dinero –compras y transferencias bancarias, consumo de energía y echar gasolina a los vehículos.

El boicot amplifica los efectos de las manifestaciones y las huelgas generales al permitir que aquellos que no pueden manifestarse muestren su descontento. El último embargo general tuvo lugar el 29 de marzo de 2012, día de la huelga general. El movimiento 15M llamó a un embargo indefinido el día 15 de cada mes, con el fin de castigar a las grandes corporaciones transnacionales y a los bancos que se están beneficiando de las reformas antidemocráticas y antisociales.

Es ya evidente que el gobierno hizo la vista gorda ante todas las manifestaciones, incluso la de la huelga general de marzo. También es cierto que, cuando el presidente Rajoy anunciaba nuevos recortes, sus diputados aplaudían. Tal vez la gente considere esto aceptable en una democracia, no importa lo que éstas medidas signifiquen. Sin embargo, lo que cruza los límites de lo aceptable, es la reacción de una diputada, Andrea Fabra. Cuando su jefe estaba anunciando los recortes para los desempleados, Andera Fabra gritó en el Parlamento: “Que se jodan”. Desafortunadamente, Andrea Fabra permanece en su posición después de haber emitido una carta expresando lo mucho que lamenta el “error” que cometió y excusándose diciendo que no se refería a los desempleados, sino a los diputados del Partido Socialista. Este es el nivel triste del gobierno español de hoy. Sobre este suelo podrido los españoles tienen que recuperar lo que hace poco les pertenecía

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response