Tuesday 07th April 2020
x-pressed | an open journal
January 15, 2013
January 15, 2013

¿Pensabas que era seguro olvidarse de Grecia? Piénsalo otra vez

Author: Megan Greene Translator: Eleni Nicolaou
Source: Bloomberg  Category: On the crisis
This article is also available in: pt-ptenel
¿Pensabas que era seguro olvidarse de Grecia? Piénsalo otra vez

Poco antes de Navidad, me encontré con el ex ministro de Finanzas griego, George Papaconstantinou, y me habló acerca de lo contento que estaba por pasar sus vacaciones en el extranjero, donde – a diferencia de en Grecia – podría deambular libremente sin un equipo de seguridad. Sus vacaciones no le salieron como esperaba.

El 28 de diciembre, Papaconstantinou fue acusado de retirar unos nombres de la lista de griegos con cuentas bancarias en Suiza – la llamada lista Lagarde – y fue expulsado del partido socialista PASOK[1]. Esta semana, los miembros del Parlamento griego están discutiendo si se debe iniciar una investigación parlamentaria en su contra.

El resto del mundo ha ignorado en gran medida este último giro de la historia en Grecia. Que no sólo demuestra el tipo de la insuficiencia institucional que ha provocado al país tanto sufrimiento, sino también podría marcar el principio del fin de la actual coalición de gobierno, y posiblemente el fin de la adhesión de Grecia a la zona euro.

La historia comienza a finales de 2010, cuando la entonces ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde, distribuyó a sus homólogos de toda Europa una lista con los nombres de miles de depositantes en la sucursal de HSBC Holdings Plc, en Ginebra. La mayoría de los países investigaron las cuentas y muchos millones de euros y otras monedas fueron recogidos en impuestos no pagados.

Pero no en Grecia, un país que los acreedores internacionales han criticado repetidamente por su tolerancia a la evasión de impuestos generalizada. Si bien la lista Lagarde incluye unos 2,000 depositantes griegos, los sucesivos gobiernos griegos no la han utilizado para cobrar ni un céntimo de los evasores de impuestos.

Ninguna confianza

¿Qué hizo entonces el gobierno con la lista ? Eso depende de a quién se le pregunte. La mayoría de los griegos con los que he hablado sobre esto me dicen, sin titubear, que la lista Lagarde fue utilizada por chantaje. No hay ninguna prueba de ello, pero demuestra claramente el nivel de confianza que los griegos tienen en sus políticos.

Papaconstantinou fue el primer funcionario griego que recibió la lista de Lagarde. En una entrevista en la televisión la semana pasada, dijo que pidió inmediatamente a la Brigada de Delitos Financieros en Atenas que revisara una muestra de los nombres. Entonces, él dice que transfirió los datos a una tarjeta de memoria y entregó la lista completa a la Brigada.

Después de que Papaconstantinou dejara su cargo como ministro de Hacienda en junio de 2011, la lista desapareció hasta septiembre de 2012, cuando el actual ministro de Finanzas, Yannis Stournaras, se enteró, al parecer, de su existencia por la prensa y declaró que nunca la había recibido.

Evangelos Venizelos, ministro de Hacienda después de Papaconstantinou y antes de Stournaras respondió a la declaración de Stournaras diciendo que él no sabía nada de la lista Lagarde.

Unos días más tarde, sin embargo, él la presentó a las autoridades, afirmando que no la había leído, sino le había echado una breve ojeada, dándose cuenta de que había tres nombres judíos en ella (sea lo que sea que eso signifique).

El mal manejo de la lista Lagarde es el resultado de las instituciones extremadamente débiles – y, en algunos casos, fracasadas –de Grecia. La Brigada de Delitos Financieros debería haber llevado a cabo una investigación completa sobre los nombres de la lista, y el Ministro de Finanzas debería haber adoptado, a continuación, una iniciativa para recuperar el capital perteneciente a los evasores fiscales identificados.

El hecho de que haya ocurrido este escándalo ya es suficientemente malo; sin embargo, la solución propuesta por el gobierno es aún peor. El 28 de diciembre, un total de 71 miembros de la coalición gobernante firmaron una petición exigiendo que Papakonstantinou – solo él – fuera investigado por la supuesta eliminación de los nombres de tres de sus familiares de la lista.

Si los parlamentarios en Grecia votan, esta semana, a favor del plan, esto será un reflejo más del fracaso institucional en Grecia.

Ningún motivo

La acusación contra Papaconstantinou es poco clara. Sus familiares han presentado pruebas a la Brigada de Delitos Financieros de que sus depósitos en Suiza eran legales y estaban correctamente registrados. Si esta prueba se acepta, entonces el ex ministro de Finanzas no tendría ningún motivo obvio para la eliminación de sus nombres, algo que plantea la cuestión de si él o alguien más lo hizo y por qué.

Más importante, Papaconstantinou es sólo una de las muchas personas involucradas.

El recuerdo de Venizelos en cuanto a la lista evoluciona a medida que se revela el escándalo. Venizelos, además de no haber ordenado ninguna búsqueda sobre los nombres que figuran en ella, se llevó la lista con él cuando dejó el ministerio. ¿No debería ser Venizelos objeto de investigación? Por otra parte, cualquier investigación completa debe incluir también a los funcionarios mayores de la Brigada de Delitos Financieros, quienes recibieron la lista por Papakonstantinou y la mantuvieron guardada en sus cajones.

La investigación parlamentaria propuesta contra Papaconstantinou ya ha causado turbulencias en Grecia. La semana pasada, dos miembros de la Izquierda Democrática fueron expulsados ​​del partido por exigir una investigación más completa. El partido de los Griegos Independientes y los neofascistas de Amanecer Dorado han pedido que se incluyan también a los ex primeros ministros en la investigación. La amenaza real para el gobierno, sin embargo, proviene del partido principal de la oposición, SYRIZA. Sin importar a quién se investigue, SYRIZA[2] espera ganar apoyo de la saga de la lista Lagarde, dado que este partido es ajeno a las fuerzas políticas que hundieron a Grecia.

Hasta el momento, la coalición ha logrado mantenerse en el poder, porque ningún partido ha tenido el incentivo para derrocarla. Pero eso puede cambiar. Syriza ha exigido que la investigación de la lista-Lagarde incluya una serie de políticos y funcionarios. El partido probablemente huele la debilidad de Pasok y parece querer asestarle la estocada final.

Si Syriza consigue utilizar el escándalo de la lista Lagarde para aumentar su influencia y acercarse a la posibilidad de formar un gobierno de mayoría, es de esperar que el sentimiento de los electores contra la austeridad se aumente aún más de lo que hemos visto hasta ahora, con el objetivo de forzar elecciones prematuras.

Reformas imposibles

La protesta pública hará casi imposible la implementación de las nuevas medidas de austeridad y de los cambios estructurales, mientras que parlamentarios probablemente seguirán dimitiendo bajo la presión de los acreedores internacionales a cumplir con los objetivos y las condiciones de los préstamos que mantienen a Grecia con vida. De un total de 300 escaños en el Parlamento, la coalición en un gobierno ya bajó de 179 a 164 en las elecciones de junio.

La mayoría de los analistas prevé un gobierno de SYRIZA en Grecia con la salida del país de la zona euro, debido a la intensa polémica del líder del partido, Alexis Tsipras, antes de las elecciones de junio. El lenguaje del partido se ha ablandado recientemente, con Tsipras intercambiando sus demandas de una moratoria en los pagos de la deuda con las llamadas para una conferencia acerca de la deuda más constructiva para renegociar los términos. Esta semana, Tsipras comenzó un bombardeo de relaciones públicas en Alemania y los EE.UU. para gestionar la imagen de su partido en el extranjero.

Así que una vez en el gobierno, Syriza podría dar un paso atrás y estar alineado con los requisitos de la Unión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional. Por otra parte, tal vez no. Tras la decisión de los ministros de Finanzas europeos a finales de 2012 para conceder a Grecia un poco de alivio en la deuda pública, la mayoría de los inversionistas concluyeron que el niño problemático de la eurozona se quedaría fuera de la vista, por lo menos hasta después de las elecciones alemanas en septiembre de 2013. La saga de la lista Lagarde podría traer de vuelta a Grecia en el centro de atención antes de lo que todos esperaban.

————

[1] Pasok: el llamado partido socialista que ha sido gobernando a Grecia durante 22 años (1981-1989, 1993-2004, 2009-2012) de los 38 años desde el fin de la dictadura (1974). Todavía, es uno de los partidos del gobierno de coalición

[2] Syriza: partido de izquierda que, después de las elecciones de 2012, es la segunda más grande fuerza política en el país.

This article is also available in:

Translate this in your language

Like this Article? Share it!

Leave A Response