Más de un millón de personas de todas las edades salieron a la calle en Portugal el 2 de marzo, exigiendo el fin de la austeridad. El descontento creciente podría conducir incluso al colapso del sistema político que ha dominado desde la caída de la dictadura. [...]